Los caminos del azul nos llevan a la Ciudad de Osuna

Los caminos del azul nos llevan a la Ciudad de Osuna

Visitamos la Ciudad de Osuna y Coto de las Canteras

Viernes 14 de Octubre de 2016

A 86 kilómetros de Sevilla capital y en plena campiña sevillana, encontramos la localidad de Osuna, de unos 18.000 habitantes y muchos rinconcitos cargados de historia y belleza que junto a una serie de actividades muy divertidas que a continuación os mostraremos, seguro, seguro que os invita a pasearla si es que aún no lo habéis hecho.

Estas actividades están inscritas en la programación del PROGRAMME ERASMUS+ / PARTENARIATS STRATEGIQUES. Projet n° /Project n°:2015-1-FR01-KA204-015265. Les chemins du bleu en Europe : transversalité des langages et transculturalité des apprentissages.

Nos acompañó el buen tiempo, el optimismo, la alegría y las ganas de pasarlo bien. Osuna y su entorno nos emocionó, nos enamoró. Un intenso día cargado de bonitas experiencias y generosas explicaciones artístico-culturales por parte de nuestros extraordinarios guías.

Además de disfrutar de su enorme patrimonio natural y cultural, nos sorprendió las increíbles posibilidades turísticas que tiene esta mágnifica ciudad andaluza.

Osuna podríamos dividirla en 2 partes: Una parte baja, repleta de plazas, calles y fachadas increíbles, como esta que veis a continuación de la famosa calle San Pedro, denominada una de las calles más bonitas de Europa.

Casas señoriales y palacios barrocos como este, del Marqués de la Gomera, donde a día de hoy ha sido reformado como Hotel y restaurante y que aún conserva todo su encanto.

El azul nos lleva hasta los retablos cerámicos de esta ciudad:

Número:

0343

Imagen:

Nuestra Señora de los Dolores.

Hermandad:

Hermandad de Servitas de Nuestra Señora de los Dolores. Osuna. Sevilla.

Pintor:

Alfonso Chaves Tejada.

Fábrica:

Ramos Rejano. Sevilla.

Fecha:

Década de 1960.

Ubicación:

Parroquia de Nuestra Señora de la Victoria. Calle Carrera, 42. Osuna. Sevilla.

Medidas:

1,05 m. X 1,70 m. (aprox.)

Fotografía:

Antonio Entrena Aznarte. Agosto 2008.
Alfonso García García. Abril 2009.

Imagen:

Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Hermandad:

Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. Osuna. Sevilla.

Pintor:

Desconocido.

Fábrica:

Mensaque Rodríguez y Cía. Sevilla.

Fecha:

Década de 1930.

Ubicación:

Parroquia de Nuestra Señora de la Victoria. Calle Carrera, 42. Osuna. Sevilla.

Medidas:

1,00 m. X 1,60 m. (aprox.)

 

 

Objeto:

Zócalo con escenas amatorias, taurinas y de montería.

Pintor:

Desconocido

Taller:

Desconocido. Origen Triana.

Técnica:

Azulejo plano pintado.

Fecha:

Último tercio del siglo XVIII.

Ubicación:

Sacristía de la iglesia del antiguo convento de Santa Catalina, hoy residencia "Virgen de Belén". Calle Sevilla, 7. Osuna. Sevilla.

Medidas:

90 cm. de altura. Piezas de 13 x 13 cm.

Más datos:

En el zócalo, muy bien conservado, la gama cromática utilizada es la siguiente: azul cielo y azul zafre oscuro, ocre claro y tierra, amarillo dorado, anaranjado y verde musgo. Los colores son bastante limpios y el dibujo es de cierta calidad.
Las diferentes escenas se suceden sin una aparente separación, aunque si existen árboles y otros elementos vegetales que actuarían como división de las mismas.
El conjunto consta de tres ciclos temáticos: el amatorio, el de cacería y el de la tauromaquia. El primero de ellos se ubica en la zona que flanquea la puerta de acceso a la misma y se divide en cuatro escenas compuestas por parejas. Quizás, sean las figuras más bellas del conjunto.
El ciclo de la cacería se desarrolla en los paños más largos que son los ubicados en los dos muros laterales de la sala. Aquí aparecen escenas de montería y animales como el ciervo, el jabalí, un león o un leopardo.
Culmina el conjunto, en el muro opuesto al acceso a la sala, el paño que acoge las escenas de tauromaquia, donde se representan diferentes suertes del toreo y una dama que huye despavorida mientras un toro la persigue. Señalar, que nos fue imposible tomar fotografías de una escena de este ciclo en la cual el toro se dirige al picador montado a caballo mientras otro personaje a pie se dispone a colocar las banderillas. Recientemente se ha colocado un retablo que cubre esta zona del zócalo. Esta escena se puede ver, aunque tampoco completa, en las fotografías de Laboratorio de Arte de la Universidad de Sevilla que les ofrecemos a continuación.
Por último, añadir que tanto el colorido usado, el dibujo como la temática, nos llevan a encuadrarlo en la producción del mismo taller que realizó el conjunto cerámico del Convento de la Encarnación, de monjas mercedarias, de la misma localidad.
Nuestro agradecimiento a Cáritas Diocesana de Sevilla, propietaria del inmueble.

 Y una parte alta, con más de 3000 años de historia, que utilizaron romanos, musulmanes e íberos para divisar y controlar a posibles enemigos y a la que llegaremos ascendiendo por una fuerte cuesta hasta encontrar 3 de los monumentos más representativos de la ciudad y que fueron legado del IV conde de Ureña.

Por un lado, el convento de la encarnación. Donde lo ideal es observar la belleza que encierran sus puertas bajo el silencio y la calma de aquel lugar. Su patio, coro y los dulces que a las hermanas del convento podréis comprar, son motivos suficientes para no dejar de visitar un lugar así.

 Por otro lado la universidad de la Purísima Concepción. Algo que muchos no esperamos encontrar en una localidad de 18.000 habitantes, que a día de hoy funciona como centro adscrito a la Universidad de Sevilla y que no sólo sorprende por este motivo sino por su arquitectura exterior, con sus 4 torreones.

El interior, con una capilla con pinturas del siglo XVI y un precioso patio de 2 plantas desde el que se accede a las aulas de la universidad a través de arcos de media punta que recorren toda la galería. Da gusto estudiar en un sitio así, ¿verdad?

Y por último, para cerrar esta parte alta, la Colegiata y tal vez uno de los iconos más representativos de la ciudad, que alberga pinturas, retablos y tallas de artistas de la envergadura de Juan de Mesa, los discípulos de Zurbarán, Juan de Zamora o Juan Bautista de Amiens. O con salas como la capilla que bajo la propia Colegiata se encuentra y que esta considerada como la catedral en miniatura más pequeña que existe. Un tesoro.

Aunque, quizás, lo más impactante lo encontramos en un asentamiento llamado el "Coto de las Canteras". De él dicen que es la "Petra" de Andalucía, en referencia a la ciudad "perdida" nabatea excavada en el Valle de la Aravá, en Jordania. Sus construcciones labradas en la misma piedra hacen enmudecer al visitante, que llegado desde el Mar Muerto, contempla tal maravilla. Pues en Osuna tienen una particular "Petra". Y es que «El Coto Las Canteras» se asienta sobre un lugar de antigua extracción de roca, de piedra milenaria, utilizada para labrar maravillas escultóricas.

Los ursaonenses, como se llaman los naturales de Osuna, la antigua Urso, tienen una maravilla arquitectónica, una especie de "Capilla Sixtina" de otros tiempos, en una gran galería, una inmensa cueva de 27 metros de altura, parte de la antigua cantera de piedra de sillar. Los años continuados de extracción de piedra, para su uso como material de construcción u otros elementos arquitectónicos o artísticos, han hecho que se haya "formado" esta mágica cavidad natural, que hoy es utilizada como auditorio natural, siendo un escenario idílico para el arte y la cultura en Osuna. Las bellas estatuas y figuras esculpidas por Francisco Valdivia y las originarias del mágico enclave, hacen del lugar un escenario de película, inimaginable si no se visita.

Ver galería de fotografías

DSC02106

Le bleu Actualidad

Más